viernes, 6 de junio de 2008

La Cueva de la Pileta



En una ocasión estuve de acampada en Jimera de Líbar, un hermoso y tranquilo pueblecito de la Serranía de Ronda, rodeado por el Parque Natural de Grazalema y Los Alcornocales, en la provincia de Málaga.
Existen muchas rutas de senderismo en la zona y la diversidad paisajística, la abundancia de flora y fauna hacen de este lugar un espacio de gran interés para los amantes de las montañas y la naturaleza, pero también hay cuevas en cuyo interior, el hombre primitivo habitó y dejo sus huellas.

La Cueva de la Pileta me resultó interesante en su visita porque prácticamente, se conserva en su estado original, ha variado muy poco y no ha sido transformada para placer de turistas en juegos de música y luces.

En su interior pueden verse pinturas rupestres, del paleolítico superior, de gran valor, la mayor parte de las pinturas representan animales (incluida una foca, perfectamente dibujada en la pared), también han aparecido piezas de cerámicas y restos óseos de distintos períodos prehistóricos.

Esta cueva posee una gran belleza natural y muchos misterios, pues en la actualidad aún faltan galerías por recorrer y descubrir.
Las más conocidas llegan a los 15 mtrs de altura y existe una nave central de 60 mtrs de recorrido.

La Cueva de la Pileta la descubrió un agricultor llamado José Bullón en 1905, actualmente, sus descendientes aún siguen cuidándola. Pero, fue W. Verter quién la estudió y la dio a conocer en 1912.
Existe horarios de visitas de mañana y tarde y grupos reducidos de visitantes, para no sobreexplotar el lugar.

Merece la pena visitarla y descubrir a la luz del candil sus misterios y su lejana historia humana.

3 comentarios:

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Realmente fantastica esta cueva. Gracias por informarnos de ella y un saludo desde "Panorámica Cazorlense"...

Maeglin dijo...

Lugar con encanto y misterios este que nos traes. Increibles las pinturas rupestres, para no perderselo.

Salu2

©Toro dijo...

Gracias por tus halagos hacia mis fotos. Comprendo que puedas hacer alguna comparativa entre tus fotos y las mías, pero son circunstancias distintas la que llevan a esa diferencia de “calidad”, es algo así como si tú me pillas en una marcha por esos montes de dios, posiblemente tendrías que echarme una cuerda y tirar. No obstante una buena foto no sólo se ve por su calidad de nitidez u otros parámetros, hay detalles en ellas que realmente las definen como buenas fotos, sobre todo en lo documental, y tú tienes buenas de esas, aunque salgo al campo y me pego alguna que otra caminata por el motivo de las fotos, te tengo “envidia sana”, esas marchas, esos senderos, esas vistas. Disfruta todo lo que puedas esto es lo que nos llevamos y nadie nos puede quitar. Un abrazo