jueves, 28 de agosto de 2008

¿Plantas comestibles?



Cuando vamos paseando por un lindo sendero cubierto de frondosa vegetación cuyas flores, hojas y frutitas nos llaman la atención, lo primero que hacemos es tocarla, tomar una hoja, olerla y mordisquear las bayas, esto puede ser algo peligroso si resulta que la planta es venenosa.
Pero, si somos observadores y tenemos ciertos conocimientos, sabremos cuales son alimenticias y cuales no.

Reglas para no envenenarse:
· Hay que evitar comerse los bulbos a no ser que se esté completamente seguro de no existir peligro en su ingestión.
· Si se recogen bayas hay que fijarse en el color, los frutos blanquecinos o amarillentos suelen ser venenosos; la mayoría de los que tienen color rojizo también lo son y los más seguros suelen tener el color azul o negruzco.
· Los frutos individuales, no en racimos, que cuelgan de ciertos tallos suelen ser comestibles.
· Nunca se debe ingerir nada de una planta que suelte una savia con color blanquecino y una textura lechosa a no ser que se conozca perfectamente la planta y se sepa sus cualidades.
· Todo fruto que aparece dividido en segmentos es, casi con toda seguridad, venenoso.
· Las plantas que presentan una especie de pelusa rígida en tallos y hojas es mejor evitarlas. Se trata de un sistema de defensa de la planta, al entrar en contacto con la piel produce irritación que puede llegar a ser muy peligrosa en la garganta.
· Las plantas con un color rojo intenso es mejor evitarlas.
· Que los animales coman determinadas plantas no significa que no sean venenosas para el hombre, pues ellos pueden procesar ciertos productos que resultan mortales para nosotros.

9 comentarios:

Tony dijo...

Gracias por tu comentario, pero la verdad es que si no conozco la planta ni se me ocurre comermela, un placer saludos Tony

bones dijo...

esto me puede servir en el fururo, jeje.

chaooo.

Nómada planetario dijo...

Salvo las plantas conocidas, no suelo experimentar, las moras como ya sabemos son un placer cuando están en su punto.
Las rutas del entorno de Juanar tienen una señalización deficiente, pero es lugar especial, sobre todo porque la vegetación aún permanece verde.
Saludos.

susej dijo...

LO mejor es comer lo que no se conoce, pero la verdad es que cuando era pequeño y esstaba en el campo alguna plantas silvestres si que provaba, tallos tiernos, mijo y nectar de campanilla...es que somos un poco pastunos.
El blog del Expediente X, si buena idea, pero pasa como todo, que no tengo tiempo ...(y quizas tampoco talento)...para actualizarlo, estoy en la fase pensativa de uno sobre la Gran Piramide, ya veremos. Por suerte es un blog colectivo abierto a la aportaciónd e todo quisque. Asi, si quieres apuntarte hazmelo saber y te paso las contraseñas.

Bibiano dijo...

tomo nota,! por el campo y cuando el estómago ruge el instinto nos hace clavar el diente a cualquier cosa, que ricas las bellotas, moras, majoletas..........

saludos,

Andrómaca dijo...

Dudo que me atreviese a comer una planta que me encontrase en el monte. Aun cuando lo llevase todo apuntado para no equivocarme, con mi suerte, seguro que me como la única venenosa de los alrededores. Je, je, je. No sé yo si estoy hecha para la vida campestre. ¡Yo y mis torpezas!

Saludos desde Gondor

Cinéfilo7 dijo...

se nota que sabes de plantas, pero yo no me comeria ni una, si fuera comnestible o no.
salusdos!!!!!!!

Antonio Salinas dijo...

Buenas observaciones. Es mucho lo que hemos olvidado del conocimiento antiguo. Te dejo un enlace a mi último vídeo de estilo bushcraft. Un té en la montaña, se titula. Espero te guste. https://youtu.be/9JhL5VL3TZ0

Antonio Salinas dijo...

Buenas observaciones. Es mucho lo que hemos olvidado del conocimiento antiguo. Te dejo un enlace a mi último vídeo de estilo bushcraft. Un té en la montaña, se titula. Espero te guste. https://youtu.be/9JhL5VL3TZ0