miércoles, 18 de febrero de 2009

Material para alta montaña



Raquetas
Las raquetas de nieve es una de las opciones para moverse por la montaña invernal sin la necesidad de llevar esquíes. Es posible dar largos paseos por parajes nevados sin temor de hundirse en la nieve a cada paso.

Las raquetas actuales suelen tener un tamaño menos alargado y más estrecho, suelen ser de plástico o aleaciones de aluminio, permiten un buen agarre y movilidad del pie.

Crampones

Los crampones son una suela metálica con pinchos que se coloca en la bota, al andar se clavan en el hielo o la nieve y permiten progresar por laderas nevadas sin caer. Aunque es más propio del alpinismo y la escalada en hielo, a veces es necesario llevarlos para atravesar pendientes de nieve, suelen tener entre 8 y 12 puntas.

Piolet

Para aquellos que van a realizar grandes ascensiones, el piolet (que se asemeja a un martillo de puntas afiladas y serradas), es un buen compañero, no solo por la ayuda que presenta en la escalada en hielo, sino que si se sabe utilizar debidamente puede, incluso, frenar una caída.

Si se transita por montañas muy altas, se realizan rutas antes del deshielo primaveral o surge un trekking en los meses fríos, es inevitable transitar por la nieve y el hielo, podemos encontrarnos pasajes nevados en los que hacen falta tomar ciertas precauciones.
Andar sobre una gruesa capa de nieve es un ejercicio agotador y lento, lo mejor que debemos hacer es coger el ritmo, se adelanta una pierna, pisar y asegurarse de que no hay nada inesperado bajo el manto blanco. Para eso los bastones, a los que ya hice mención, nos ayudaran.

Para ascender una ladera helada lo mejor es usar los crampones y andar dando puntazos, se dan varias patadas a cada paso para asegurarnos un punto de apoyo, si se dispone de piolet pueden tallarse escalones en el hielo.
Para descender se una la técnica de cargar el peso sobre el talón clavándolo en la nieve, evitando las prisas ya que al bajar el impulso (y la gravedad) nos hace ir demasiado deprisa, si no vemos lo que hay debajo de la nieve, puede quedar atrapada la pierna y sufrir un lamentable accidente.


“El buen uso de las raquetas de nieve y los crampones, evitan lamentables accidentes”.
Así decía un artículo de la revista “Grandes Espacios”, me pareció interesante pues los especialistas en rescate de montaña saben muy bien dar consejos y alertan a los excursionistas sobre el mal uso que se hace de estos materiales para caminar sobre la nieve.

Según un informe la causa de muchos accidentes en invierno es al intentar ascender por laderas heladas muy inclinadas llevando raquetas de nieve y confiando en que las pequeñas puntas metálicas que llevan. Las raquetas no pueden sustituir a los crampones en dichos lugares.
Otra de las causas que provoca la mayoría de los accidentes en la montaña invernal, están relacionados con los crampones. Si no se saben utilizar es conveniente practicar primero en pendientes sin peligro para acostumbrarse a su uso, ya que es fácil tropezar y engancharse con las puntas en los pantalones o las polainas.

A veces no es una pendiente inclinada lo que nos encontramos en nuestro camino, sino un nevero y es inevitable tener que atravesarlo cuando se practica senderismo en alta montaña, incluso, en verano. Hay terrenos muy abruptos sometidos a condiciones invernales y estos restos de nieve perpetuas, compactas y duras, son causas de accidentes graves y mortales ya que no se puede abrir huella en ellos porque la nieve es dura, el riesgo de resbalar es alto, deslizarse pendiente abajo y caída libre.

Para atravesar un nevero se busca el lugar más bajo posible y debemos tener cuidado de no inclinarnos demasiado hacia el monte al marcar nuestro paso, se evita desplazar el centro de gravedad para mantener un mejor equilibrio. Caminamos lentamente clavando el lateral de la bota, no la punta y ascendemos de lado. La ayuda de los bastones es imprescindible, como punto de apoyo evita la pérdida de equilibrio.

Antes de atravesar un nevero es importante cubrir todas las partes del cuerpo, en caso de caída, la fricción de los cristales de nieve sobre la piel, puede producir serias quemaduras.

4 comentarios:

Franziska dijo...

Después de una atenta lectura de tu post aunque es mayor, si cabe mi admiración por quienes osáis enfrentaros a la naturaleza en las condiciones más duras y sabiendo que eso lo hacéis simplemente por el placer que os da el encuentro con la montaña.

Un abrazo, campeona.

Pepe del Montgó dijo...

De todas tus recomendaciones yo solo he utilizado el piolet y para sacar muestras que después analizaba en el laboratorio. Lo tuyo es vrdadera pasión y a mi me gusta seguirte "virtualmente". Con algunos años menos lo hacía "realmente"

J.m. dijo...

Creo que algo ha salido en DVD,si te gusta el formato avi se pueden encontrar casi todos los documentales de Desafio extremo,en el emule y tambien en descarga directa.

CARLOS dijo...

Muy importante el tema de la seguridad en la montaña, los crampones, el piolet, cuerda, bastones son importantes sobre todo en ascensiones con hielo. Un artículo precioso. Un saludo.