martes, 17 de marzo de 2009

Un día soleado de marzo


El Salto del Cabrero
Se nota que la primavera está cercana, las temperaturas se han suavizado después de un invierno bastante frío (al fin hemos tenido un invierno frío), y el sol ha lucido este domingo para la felicidad de todos aquellos que nos organizamos este día con ganas de hacer una actividad fuera de casa.
La ruta conocida como “El Salto del Cabrero”, dentro del Parque Natural de Grazalema en tierras gaditanas, no es difícil, lo que invita a una caminata tranquila, distendida y placentera.
Y si vas con buenos amigos, la charla y las risas están aseguradas.
A veces, las rutas más sencillas pueden presentar ciertos problemillas, nada que no se pueda solventar con maña y risas, en esta ocasión encontramos algunos tramos cubiertos de barro, espeso, abundante y muy pegajoso.
Siempre que se vaya con el calzado adecuado, esto del barro no presenta grandes dificultades.
Con el sol sucede lo mismo, llevar en la mochila en estos días soleados crema protectora, abundante agua, gafas solares y un gorrito o bandana, puede ayudarnos a evitar insolaciones o deshidratación.
Así que estas tres cosas se vuelven imprescindibles en la mochila del senderista.


Por fin una ruta soleada






Un poco de barro en el camino




4 comentarios:

Franziska dijo...

¿Qué es un poco de barro comparado con otros problemas? Cuando es algo que con el calzado adecuado te puede defender de tal molestia. ¿Y ese buen rollo no merece acaso algún pequeño precio? La primavera, también por aquí, se nos ha adelantado. A mí me tienen subyugada los brotes de las hojas de árboles y arbustos y las florecillas blancas y rosadas de almendros y arbustos.

Pepe del Montgó dijo...

Los pies frios y la cabeza caliente es lo que nos está ocurriendo en este fin de invierno. En Málaga ha hecho un sol de sentencia. Hay que empezar a usar la crema solar. Pero el campo está precioso este año.

CARLOS dijo...

Aqui en Asturias el tiempo tambien es bueno, la montaña esta cubierta de nieve y con el calor llegará el deshielo y el barro, llevamos meses con rutas de muchas nieve, ya casi echamos de menos pisar algo de barro, jajajja. Saludos.

Blog A dijo...

me encantan las fotos que cuelgas en esté blog.