domingo, 28 de junio de 2009

Esquivar los golpes de calor

Nuestro organismo tiene sus propios mecanismos para mantener la temperatura corporal estable y así los sistemas orgánicos pueden seguir funcionando sin sobresaltos.
Pero, el exceso de calor o el aumento repentino de la temperatura ambiente, puede hacer que los mecanismos termorreguladores de nuestro cuerpo se colapsen y sena incapaces de mantener la temperatura correcta.
Entonces se produce lo que se llama “golpe de calor”, que puede ser mortal si supera los 41º C.
Los primeros síntomas son sudor y enrojecimiento cutáneo, pero pronto la piel se vuelve seca y caliente y deja de sudar.
Aparecen síntomas como náuseas, dolor de cabeza, mareos, taquicardia y fatiga. En cuanto aparecen estos síntomas, hay que buscar sombra y refrescar al afectado.
Si no se ataja de inmediato los síntomas se vuelven más graves: vómitos, escalofríos, confusión, agresividad, convulsiones, apatía y pérdida de conocimiento.
Para evitar todo esto es recomendable beber antes, durante y después del ejercicio que se realice al aire libre, hay que tener en cuenta que el agua puede ser fresca, pero no demasiado fría y las bebidas isotónicas son las mejores para las actividades deportivas.
También hay que evitar las horas de máximo calor y utilizar prendas que protejan del sol. Es más recomendable utilizar el color claro que el oscuro, absorbe menos radiación solar.
A todos nos puede afectar un golpe de calor, pero los que más riesgos tienen son los niños, las personas obesas y los ancianos.

¿Qué hacer cuándo aparecen los primeros síntomas?

Es mejor cesar cualquier actividad, dar de beber de modo continuo. Buscar sombra y acostarlo con las piernas más alta que la cabeza.
No es recomendable hacer que la persona afectada tome medicamentos, es mejor enfriarlo con ventilación, abanicando, por ejemplo. Y si empeora y no es posible sumergirlo en agua fresca, hay que evacuarlo de inmediato.

Tomar pequeñas precauciones puede evitar grandes males.

5 comentarios:

Abi E. dijo...

Vengo a tu Blog, en primer lugar para agradecerte tu visita y tus palabras y en segundo lugar te digo que vaya lección de cuidados en cualquier situación de máximo calor, sobre todo haciendo deporte.

Por aquí no se da demasiado esos casos, pues en el norte tenemos dos estaciones: la de invierno y la del tren (perdona la broma).

Nunca está demas recordar esos consejos que das, que cuando menos lo esperas ahí te viene el golpe de calor.

Un beso

Selene dijo...

Es importantísimo lo que dices, hay que evitarlos. Yo he tenido varios, y se pasa fatal.

Muchos besos

Domingo dijo...

En esta época, mejor de noche, como bien dices, es muy diferente pero te lo pasas muy bien, la noche, un poco de orientación, unos amigos, una buena mezcla.
Saludos

Franziska dijo...

Son normas que todos debemos tener en cuenta. Hay que evitar los riesgos. Gracias por recordarlo.

Pablo Marín dijo...

Gracias por tu visita a mi blog, espero que pases por él siempre que desées. A partir de ahora tienes un seguidor en mi persona. Un abrazo.

pd. interesante tu artículo sobre los golpes de calor. Hoy aquí en Segorbe (CS) estamos a 37º y si no se toman precauciones se puede tener algún susto...