domingo, 13 de septiembre de 2009

La flora mediterránea más cerca de nosotros


Si todos los ayuntamientos prestaran más atención, nuestros jardines públicos estarían repletos de la diversidad de la flora mediterránea que por su naturaleza son más sostenibles, gastan menos agua y reducen el uso de pesticidas.
Poner césped en los jardines es un gran error, necesitan gran cantidad de agua durante el verano para mantenerlos verdes y frescos ya que a nadie le gusta ver un césped achicharrado, seco y muerto durante los meses de verano donde no recibimos ni una gota de agua.
Existe una fundación dedicada a la conservación de la flora y la fauna mediterránea llamada Fundem (http://www.fundem.org/), que sabe que es imprescindible cambiar los conceptos de jardín que poseen los gestores de parque.

La jardinería urbana es importante y lo ideal sería utilizar plantas autóctonas que están perfectamente adaptadas a nuestro clima. En nuestros parques debería estar presente especies semiforestales propias del bosque mediterráneo como las encinas, pinos y plantas aromáticas (romero, lavanda, tomillo, etc.) de reducido consumo de agua. Hay que olvidarse de que un jardín bonito es aquel que está compuesto de plantas tropicales y pasarnos a la flora autóctona, por ejemplo, el algarrobo es perfecto para dar sombra y consume poco agua; el romero rastrero y el tomillo aguantan bien los meses calurosos, el lentisco y el brezo son plantas ideales para los jardines.

La xerojardinería se dedica al uso de plantas de bajo consumo de agua, dentro de esta categoría se encuentra la flora mediterránea autóctona perfectamente adaptada al clima y al suelo, sólo necesita riego en los jardines los dos primeros años.

6 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Senderista, mira tienes toda la razón.

Por alguna extraña razón todos nos empeñamos en tener jardines que no van con el clima y lo ideal seria lo que tu propones, tener plantas autóctonas, que se adaptan con mayor facilidad al entorno.

Un beso

Luis G. dijo...

Tienes mucha razón, Senderista, pero en los jardines de mi ciudad -no todos- hay plantas autóctonas, pero sobre todo olivos, algunos centenarios, y su presencia alegra como ornato tradicional.

Un beso.

Bree dijo...

¿qué tal te has pasao el día?...seguro que estupendamente...

Pepe del Montgó dijo...

Ya hace bastante tiempo que decidí cambiar las plantas de mi jardín en Jávea y ahora tengo romero, lavanda, lentisco, etc y estoy muy orgulloso de mi algarrobo (unos 2 metros), de mi encina y de mi olivo por aquello de tener un hijo (tengo dos) , plantar un árbol (he plantado muchos) y escribir un libro (¡vaya! siempre hay algo que falla. ¿Lo del blog no vale, verdad?)

Troba dijo...

Verde
que te
quiero
Verde

Besos!

©Toro dijo...

Si seré ceporro, la de veces que entro a dar una vuelta por tu blog y leer un rato tus cosas, y hasta ahora no había visto que pusiste un seguimiento al blog. En fin, ya te sigo, de cerca ¡eh!, jajajaja
De acuerdo contigo en lo de las plantas, a ver si espabilan.