sábado, 24 de octubre de 2009

Caballos sentenciados a muerte.

Esta foto tiene aproximadamente un año, ahora me pregunto si estos caballos aún siguen trotando felices en su prado.
...

Parece que no tiene derecho a vivir.


Parecen que no tienen derecho a vivir y no me refiero a la ley del aborto, sino al maltrato que sufren los animales y por lo que nadie se preocupa ni se realizan manifestaciones ni si quiera se castiga a aquellos que dejan agonizar a sus animales cuando ya no quieren saber nada de ellos.

He visto unas imágenes escalofriantes y tristes, muy tristes; imágenes de una pena que hieren y te hacen llorar.
En España, cientos de caballos, pura sangres, han quedado abandonados a su terrible suerte porque sus amos ya no los pueden mantener. Se han decretado en crisis y se han desentendido de aquellas bestias que son para ellos una carga.

El hombre que en su genialidad a veces da asco, hace cosas deshonrosas no solo contra los de su propia especie, sino acciones mucho más crueles contra los animales.
Es tal el desprecio por la vida que presentan estos señores que en su día compraron magníficos caballos para alimentar su egoísmo y presunción ante los demás, que deberían recibir lo mismo que ellos dan.
Como no pueden mantener a sus equinos, como el precio de sus vidas ya no tiene valor ninguno, los dejan morir atados en sus cuadras, abandonados de todo cuidado, sin comida ni agua y así pasan los días y los meses hasta que del maravilloso corcel sólo queda una sombra llena de pellejos, huesos y heridas sangrantes. Una cabeza baja, una mirada triste y la resignación de la muerte.
Y son relegados al olvido.
Olvidados por los hombres que una vez fueron sus señores y los caballos inocentes, fueron insignias de los nuevos ricos que ahora con la crisis los han olvidado.
Verdaderos hijos indignos de una tierra que siempre amo a los caballos.

Según las autoridades y algunas asociaciones que intentan ayudar en lo que pueden, este mal se extiende desde el sur al norte, por toda la geografía de la piel de toro. Imparable el futuro de cientos de caballos es la crueldad del abandono.
Hambre, miseria y muerte, pero a los dueños les tiene sin cuidado porque ellos no van a ser castigados, la ley parece que no contempla delito en dejar morir de hambre y sed a los caballos en España y por mucho que se denuncie, nunca recibirán su castigo merecido.

9 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Senderista, se te ve pelin mosqueada y seguramente no por falta de razón, pasa lo mismo con los perros cuando se les abandona a su suerte.

Seguramente hay un vacio legal y de eso se aprovechan los deslamados que así se comportan.

Pues nada que me uno a tu protesta.

Un beso

carmen dijo...

Triste lo que nos cuentas... el ser humano puede llegar a ser despiadado con aquellos nobles animales que tanto les dieron.

En esta época las protectoras de animales, aún más, se ven colmadas de abandonos...

Saludos!

Julia dijo...

Qué triste, Senderista!!!
No tengo palabras... (sufro muchísimo cuando lastiman o abandonan a los animales).

Un abrazo.

Rondeño con vocación de serrano dijo...

Joder, se me han puesto los pelos de punta. Que triste que seamos tan irracionales y crueles. La humanidad tiene muchas cosas y comportamientos que corregir. Denunciar estas barbaridades y hacerlas públicas es una manera de contribuir a eso cambio.

Rafafló

JLin™ dijo...

Hemos visto las mismas imágenes y hemos sentido lo mismo supongo. En mi caso una mezcla de pena (por los animales) e ira y repugnancia hacia las personas que egoistamente los adquirieron para ahora dejarlos morir de hambre. Lamentable. Espero que alguien pueda hacerse cargo de ellos, entiendo que hace falta mucho dinero, pero no es justo que estos hermosos animales paguen la avaricia y falta de previsión de tanto nuevo rico que pensó que tener un pura sangre era algo muy chic.
Siento el largo comentario pero me puse malo al ver las fotos. Saludos

Veronica dijo...

Penoso, muchos de ellos, caprichos de tiempos mejores, que ahora sobran porque falta dinero. Todo producto de falta de leyes y de castigos, y de mentalidad retrograda e irrsponsable. Un saludo senderista.

Pepe del Montgó dijo...

Pasó con los burros y con los mulos cuando a la gente ya no les servian porque había llegado la maquinaria agrícola. Con los caballos es peor porque mucha gente los tiene para presumir cuando en realidad son los dueños los que no tienen donde caerse muerto.

Franziska dijo...

Es atroz pues si esto es así, hay que cambiar las leyes. Resulta que si a alguno de estos "amos" de caballo les roban uno o alguien se permite liberar al animal, puede ser denunciado y llevado ante los tribunales ¡El colmo del mal trato es dejar morir de hambre atado a un pobre animal que, si se le dejara suelto, ya se buscaría la vida e iría a parar al monte o a donde pudiera!

Hay que denunciar esos casos porque si se silencia nunca se hará nada.

embrujo dijo...

hola sederista, este tema me toca de cerca,ya sabes que tengo caballos desde pequeña primero con mi padre ,después con mi marido,!!uf¡¡¿que decirte?ya leísteis mi blog,cuando murió mi caballo hay creo que queda claro mis sentimientos por estos animales,una salvajada, ellos jamas lo arian, al contrario se que darían la ida por su amo,dolorosa realidad y magnifico post,un abrazo.