miércoles, 9 de diciembre de 2009

Castaños del Valle del Genal, Málaga





Entre pueblos blancos, calles empinadas, silencio, murmullo de fuentes.
Entre un cielo azul y una tierra fértil, existe un lugar trabajado por el hombre, un lugar lleno de historia, de gentes sencillas y de gran belleza.
En la Serranía de Ronda, entre montañas, existe un valle surcado por el Genal, un río que baña con primoroso cariño las tierras que surca, y es aquí donde la mano del hombre moldeó la tierra y cultivó castaños, nogales y madroños, olivos, encinas y alcornoques.

Y por extraño que nos pueda parecer hoy en día, el hombre de antaño, paciente y observador, consiguió ensalzar aún más la belleza de estas tierras abruptas y rodeadas de sierras calizas, de vientos fríos y de inviernos blancos.

Y tu viajero, si algunas vez vas por estas tierras en tu peregrinar otoñal, no dejes de visitar el lugar y contemplar en mudo silencio el millar de colores que por valles y laderas se extiende.

Los Castaños del Valle del Genal, en la Serranía de Ronda, Málaga; es un lugar que merece ser visitado en la estación de otoño, cuando el castaño comienza a amarillear y se entremezcla con el verde de los olivos, encinas y madroños.
Los pueblos salpican las altas laderas de las montañas como meros observadores de las tierras que os separan.
Y aunque no recordemos los nombres, Cartajima, Parauta, Igualeja, Júzcar y otros más, si que recordaremos el sonido de nuestras pisadas por entre las hojarasca, el dorado de los castaños, el rojo intenso del madroño maduro, la oscura corteza de los alcornoques.
El bosque en otoño.







Madroños




Intensos colores



Castaños otoñales














Los pueblos salpican el entorno



Alfonbra de hojarasca



La puesta de sol aún guarda misterios



Los últimos rayos encienden las laderas cubiertas de castaños













11 comentarios:

Maeglin dijo...

Magnificos y evocadores paisajes que con mucha generosidad nos prestas a las "aves de ciudad" con tus fotos Senderista.
Recuer2

carmen dijo...

Estupendo y lírico relato de los castaños del Genal. Las fotos que acompañan la crónica, estan muy bien.

Este valle es tan maravilloso como desconocido.

Saludos, senderista, y buen trabajo!

Abi E. dijo...

Hola Senderista, como os pondriais a madroños, :-D

Un buen relato acompañado de estupendas fotos que nos muestra la belleza real de lo que cuentas.

Un beso

Luis G. dijo...

Amiga Senderista, nos obsequias con la belleza del otoño prendida en ese hermoso valle, con un texto precioso, hilvanado con la lira de tus sentimientos. Me ha gustado.

Un beso.

embrujo dijo...

¿Que decirte?precioso y encantador post,los madroños tienen una pinta deliciosa,seguro que picasteis mas de uno!jeje¡,siempre trasmites paz y tranquilidad y tus palabras transportan al interior de las fotos.

precioso,

un abrazo.

JLin™ dijo...

Apuntado queda en mi diario de (futuros) viajes pasar por el Valle del Genal, espléndidos paisajes los que nos ofreces.
Saludos :-)

Selene dijo...

Qué maravillosas fotos otoñales... me encanta. Muchos besos

Fernando dijo...

hola amiga senderistas,
mi tierra es muy parecida a la que describes.
Ahora con el otoño le da un colorido especial y bonito.
Muy buenas tus fotos.
Besos.
Fer.

Pepe del Montgó dijo...

Noviembre y mayo son los mejores momentos para visitar esos parajes. Y si es para comer por sus ventas, en cualquier momento. ¡Que gusto da andar con las hojas caidas del castaño por encima del tobillo!

Fontanería Ramos dijo...

Yo que tuve la oportunidad de compartir esta ruta con "una senderista", os puedo garantizar lo que describe. Y recome ndaros, que si alguna vez, venís por Málaga, no dejéis de "perderos", por esta zona, y hacedlo sin prisas.

Felicidades por el blog. Muy bello.

Saludos cordiales.

Ángel

PEMM dijo...

Muy buenas las fotos. Te felicito por ellas y por la experiencia de caminar por ese valle.
Saludos.