martes, 8 de febrero de 2011

Pensamientos


Paseando la mente la dejo volar he imagino que cruzo volando las cumbres sin nevar, viendo como el sol se oculta tras el velo del atardecer neblinoso.
Sólo puedo llegar hasta allí con la imaginación que no conoce las fronteras, no tiene barreras y me permite viajar lejos, lejos, lejos.

5 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Senderista, eso es lo que tiene la imaginación, que no tiene fronteras y en un entorno como ese, menos.

Besos

CARLOS dijo...

Bonito pensamiento para una preciosa foto. Saludos.

dale calor dijo...

Aupi muy bonita la foto seguro que te olvidas de todo, yo este año tengo pensado hacer el camino de santiago un poco a lo loco y lo pondre en mi blog si a alguien le apetece leerlo http://www.dalecalor.blogspot.com

pero hasta que llegue el dia tengo muchas mas cositas puestas si gustais yo encantado

Jose dijo...

Bonito pensamiento, la verdad es que más o menos esto es lo que nos pasa a los amantes de la montaña cuando salimos a visitarla.
Un saludo
TROTASENDES BENICALAP

Leandro dijo...

Aunque este trabajo es de 1974, muchas de las formas descritas tienen vigencia. Son la láminas de mi tesis doctoral. Se pueden bajar gratis
http://www.bubok.es/libros/198038/AMMONITES-Laminas-de-Paleobiogeografia-del-Calloviense-y-Oxfordiense-en-el-Sector-Central-de-las-Cordilleras-Beticas