lunes, 12 de mayo de 2008

El campo tiene puertas


El campo tiene puertas, si es cierto, por triste que parezca el monte está lleno de puertas. A veces a los propietarios de las fincas no les queda más remedio que cercarlo todo y cortar los pasos, ellos dicen que es por culpa de los abusos, los abusos de los irrespetuosos con la naturaleza y con un entorno que no es suyo.

El otro día fui de senderismo por la Serranía de Ronda y siguiendo un sendero llegamos hasta una finca donde un señor, muy amable nos saludó y entablamos una conversación con él. Este buen rustico nos explicó que debido a ciertos abusos el sendero ya no transcurría por el lugar habitual, era muy probable que encontráramos una puerta metálica con candado a cierta distancia. Nuestro guía protestó, “¡no se le puede poner puertas al campo!”, el buen hombre nos explicó que debido a los motoristas, los squas, los cazador y los buscadores de setas, muchos como él habían tenido que tomar esas medidas, sus fincas estaban siendo destrozadas, arrasando con los sembrados, asustando a los animales y sólo se daba camino de servidumbre a otros que tenían una casita con sembrado y algunos animales, lo demás estaba cortado.

Así pues seguimos nuestro camino, escuchando el ruido horroroso de las motos que, como pudimos comprobar nosotros mismos, erosionan el campo y todo lo que encuentran en el camino lo destrozan.

Y nos encontramos en nuestro caminar con la puerta cerrada en nuestras narices, al otro lado se veían unas pocas casitas y algunos caballos, ovejas, cabras y gallinas muy tranquilos todos en sus hogares, en ese momento llegó un señor y muy amablemente nos abrió la cancela dejando pasar a todo el grupo, no hubo problemas ni discusiones.

Si a unos pocos les gusta hacer cabriolas con las motos pues que se vayan a un recinto para ese cometido y no por el monte haciendo lo que les viene en gana, si a los cazadores les gusta salir en temporada abierta, que lo hagan, pero la basura que se la lleven a su casa y a los que les gusta buscar setas y de camino se llevan todo lo que hay en el sembrado, pues que voy a decir…

Hay comportamientos inexplicables y conductas abusivas, la falta de respeto por todo es cada vez mayor y es así como se pierden las formas y ya nadie es amable, ¿para qué serlo, si no merece la pena?

3 comentarios:

Sofi dijo...

Me da mucha envidia cuando me comentas que haces senderismo, porque yo ahora, con el paso de los años, cada vez hago menos. A mi pareja no le gusta el senderismo y a mí está empezando a darme miedo irme sola al monte. Es que veo huellas de jabalíes y pensar que puede haber alguno herido, me asusta. Un saludo

Domingo dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo, la verdad es que por unos pocos, siempre pagan los que no tienen culpa, en nuestra ultima excursión nos pasó eso, subiamos muy ilusionados, cuando de pronto, un pedazo de cartel que no veas,"propiedad privada" prohibiendo el paso a todo ser vivo, una pista forestal ni mas ni menos, con reja incluida y todo, pero bueno, pasamos, pero con miedo, por si sale alguien con una escopeta de caza o algo, pero bueno, cuatro personas andando no hacen tanto daño. Un saludo, y te invito a que veas las fotos de ese dia, un buen dia, resumido por uno de nosotros, no tiene desperdicio, jeje, http://picasaweb.google.com/domingolilo/MUELACAMINODELINCAGR92

Aventura40 dijo...

Conviene conocer previamente la legislación de la zona a transitar. Los caminos públicos no se pueden cerrar al caminante. Si los encuentro cerrados paso sin más (salto la valla, busco un hueco en la alambrada, etc).

La obligación es dejar un "paso de policia" (se llama así). Si te encuentras algún guarda, hay que: 1º preguntar el motivo del cierre, 2º "qué organismo público lo autorizó" ; 3º Esgrimir el derecho a caminar si el camino es público ó aún siendo agropecuario si no hay otra via alternativa en nuestro itinerario.... todo ello con buenas palabras.

Si aún así quieren "echarnos": si hay cobertura de movil llamar al SEPRONA (062) (O hacer ademán de hacerlo). Si no, indicarle al guarda que vamos a denunciar a la G.C. en el pueblo más cercano.
La sóla mención puede ser suficiente cuando no tengan todos los papeles en regla para cerrar el camino, y nos dejarán continuar el itinerario.

Si el camino o senda es privado es distinto. Si viene en los mapas del IGN y no está dentro de cercado ni termina en el mismo, si no que lo atraviesa y continua a otros lugares, es lógico presuponer que es público o vecinal (de propiedad municipal...y por lo tanto público); y no nos pueden impedir el paso salvo prueba en contrario.

Si los guardas van armados lo mejor es ceder e ir directamente a la G.C. aunque creamos tener derecho. Quizá logremos que el siguiente caminante no sufra el abuso.

Saludos