miércoles, 23 de julio de 2008

La Maroma, una señora cumbre


“Al subir a la Maroma, primero se ven espartales,
luego lastonares y tercero el cielo.”


A pesar de encontrarse en las malagueñas sierras de Tejeda y Almijara, el vértice geodésico de esta cumbre se localiza en Granada, sin embargo, la atracción que ejerce esta montaña sobre los malagueños hace que la consideremos como parte de nuestra provincia.
La cumbre de la Maroma se encuentra a 2.065 mts. de altitud, la dificultad para su ataque se considera media-alta y es recomendable no realizarla en verano. Existen distintos recorridos, puede hacerse desde Alcaucín, Canillas de Aceituno o desde Granada por el arroyo de los Presilleros, ésta última es la de menor dificultad ya que el desnivel es a partir de los 1.000mts. Pero, se atraviesa un bosque de coníferas mezclados con arces y serbales que en otoño dan un espectacular colorido a esta vertiente de la sierra.
Sin embargo, la ruta que más desnivel tiene y la que más se recorre es la que parte desde Canillas de Aceituno, tiene un desnivel de 1.419 mts, una distancia de 9 km, y dependiendo del estado físico, se puede recorrer en 5 o 6 horas.
Existe un sendero bien marcado, un camino llamado Casa de la Nieve, incluso de noche puede realizarse este ascenso sin dificultad, coronar la cumbre de la Maroma en plena noche primaveral y disfrutar del magnífico cielo estrellado y la panorámica luminosidad de la costa.
Por el camino podemos encontrar una fuente de aguas permanentes, conocidas como Fuente de La Rávita y muy cerca se encuentra una cueva del mismo nombre donde se encontraron cuatro tumbas de santones.
El tramo de mayor dificultad se encuentra en una fuerte pendiente que hay que superara para alcanzar la Proa del Barco y de ahí a la cima.

2 comentarios:

Algoritmo dijo...

Pues si tu eres una terremoto y yo una tempestad, creo que entre los dos podríamos armarla buena.
Puede que algún día, y a pesar de nuestra diferencia de edad, deberiamos conocernos e intentar con nuestra fuerza poner un poco de orden en este mundo que se desmorona....
Algoritmo

©Toro dijo...

Como es imposible estar en todas partes, pues no he tenido todavía la oportunidad de subir a esa famosísima Maroma; cosa que sí que han hecho muchos compañeros míos, normalmente para realizar fotografías que es lo nuestro. Quizás en alguna de estas escapadas me dé un vueltazo por esas cumbres a ver si pesco alguna foto interesante. Esa es la suerte de los senderistas, que su tema es recorrer toda senda, ruta y travesía posible e imposible. Envidia sana te tengo. Saludos guapa