lunes, 20 de abril de 2009

Áborles







Que cobijo tan magnífico ofrecen los árboles, cuanta alegría y paz puede respirarse a su lado, cuanto amor…
¿Quien no ha sentido la necesidad de apoyar la espalda contra la corteza de un grueso y viejo árbol?, parece como si la pesada carga que en muchas ocasiones debemos soportar se aliviara, parece como si el árbol nos cantara una nana silenciosa, pero llena de amabilidad y amor. Sus ramas se mecen con el viento susurrando palabras que nos reconfortan y entonces, sin darnos cuenta nos quedamos dormidos.
Los árboles que son el sustento de la tierra, nos ofrecen tantas cosas que a veces ni si quiera nos damos cuenta de ello. Con su madera, el hombre mantuvo el fuego encendido para darse calor en las frías noches de invierno y cocinar los alimentos, sus frutos ricos y sabrosos llenan nuestro vacío estómago dándonos energía para vivir, su copa ofrece sombra durante el día y protege por la noche.
En nuestros días aún seguimos sirviéndonos de ellos, nos son tan necesarios como antes, a pesar de que el fuego para cocinar lo trae la electricidad o el gas. Los árboles son parte de nuestra existencia, nuestra vida está unida a ellos y sin ellos de nada serviría seguir.El verde relaja la vista y los pensamientos funestos se desvanecen cuando estamos cerca de ellos, a los niños les gusta jugar cerca de los árboles y todos sentimos la necesidad de apoyarnos en su seguro tronco










7 comentarios:

carmen dijo...

Veo con satisfacción, que no dejas de publicar en tu blog, a pesar de estar muy ocupada con tus relatos.
Los árboles son geniales, sus ramas se encaraman hacia el cielo y sus raices se adentran en la tierra con una estructura similar.
El tronco es el que hace posible la unión entre Cielo-Tierra.
Me gustó leerte y ver las fotos de esos magníficos ejemplares que nos muestras.
Saludos!

giardigno65 dijo...

magnífico roble

Maeglin dijo...

Una parte tan hermosa de la vida y tan indefensa a tantas cosas. Una de las ideas más bonitas, románticas y utópicas que creó JRR Tolkien fue la de los Ents, pastores de arboles encomendados a su vigilia y defensa. Ojalá hhubiera unos cuantos sobretodo en verano con lso incendios. A mí personalmnte me encantan los cedros.

Senderismo Luis Gispert dijo...

Precioso canto a los árboles, nuestros compañeros en las caminatas, y nuestra alegría por su belleza, y estupendas fotos. Saludos.

Franziska dijo...

Me han impresionado las fotos 2ª y la cuarta. En la segunda, producida por un efecto de las sombras, se pueden ver dos caras. O yo las veo. Me fascinan esos árboles viejos llenos de arrugas y cicatrices. En la cuarta, nos ofrece un escenario de montaña maravilloso.

El relato muestra tu amor no sólo por los árboles sino también por la naturaleza. Es hermoso ver como aunas y enriqueces tus aficiones.

Un abrazo.

Blog A dijo...

Bonitas fotos y bonito homenaje a los arboles, son el pulmón de la tierra no?

JLin™ dijo...

A los árboles los respeto más que a muchas personas. Preciosas las fotos.