viernes, 24 de abril de 2009

Dedicado a las mascotas


Las mascotas, esos inseparables compañeros en la vida, a veces también lo son en nuestros viajes.
Sobre todo las mascotas caninas, amantes de la aventura, exploradores natos y compañeros infatigables. Los perros, las mascotas más usuales que solemos llevar en las caminatas, son una buena compañía, siempre atentos, vivaces y pendientes de todos aquellos que componen el grupo.
Corretean a nuestro alrededor vigilando como un perro pastor que nadie se escape del rebaño, olfatean en busca de rastros que le llaman la atención, avanzan de prisa y se paran para esperarte, jadeantes y contentos, sin protestar, esperan pacientes a que llegues a su lado en espera de una simple acaricia y siguen a nuestro ritmo el paseo.
Es la compañía casi perfecta para el senderista, porque sabes que jamás protestará ni te abandonará.




9 comentarios:

LADO B dijo...

Me he reído mucho, pero pensé que tu blog tenía algo que ver con Sendero Luminoso, un grupo subversivo peruano que da muchos problemas en la región.

Me parece un excelente blog, pero has de saber que esa palabra tiene una connotación muy negativa en toda latinoamérica, por lo que en general se usa la voz inglesa trekking por estos lares para referirse al senderismo.

Felicidades por tus travesías y travesuaras.e

Pepe del Montgó dijo...

Sabes que soy un senderista como tu, más viejo que tu, y me he cruzado muchas veces con gente que llevaba un perro. Después de leer tu entrada cambio de opinión respecto a esos senderistas que llevan con ellos a sus perros.

Selene dijo...

Cuánta razón tienes, los perros son las mascotas por excelencia para las excursiones. No me extraña, porque es ideal para ellos, y son una buena compañía siempre.

Muchos besos.

nourham dijo...

Desde que mi Rocky llegó a casa, pronto hará un año, supe que sería un grato compañero de ruta.
El jueves, aprovechando que no había tanta gente como los fines de semana, estuvimos por el Juanar los tres y disfrutamos muchísimo. Es todo un campeón en esto de andar, y encima tiene una vena de payasete innata :)
Un saludo!

Abi E. dijo...

hola Senderista, he estado echando un ojo a tu blog y me gustaria seguirle, pero no he visto por ninguna parte, esa posibilidad.

Posiblemente no habre mirado lo bien que deviera o esque la vista ya va haciendo de las suyas.

En cualquier caso te dire que me ha gustado lo que he visto, asi que te envio un saludo montañero, desde estas frias tierras del norte.

Bree dijo...

¿Pero...de quien es ese perro?...

Franziska dijo...

Cada vez lamento más no tener un amigo perro que me acpompañe en mis pequeñas caminatas por los andurriales de Alcalá. Por cierto, hay sitios preciosos, en plena naturaleza a donde podría llevarlo y a una distancia de no más de treinta minutos de mi casa: andando a mi paso que es muy normalito para mi edad. Sólo me reprime la idea de tener un compañero al que tendré que sacar todos los días: lo mismo los días en que yo esté perfectamente como aquellos otros en que no son las cosas así... pero ¡cómo te envidio!

Un abrazo.

angelsmar dijo...

Pues sí amiga son inmejorables compañeros de ruta. Yo cuando puedo me llevo al mio a la montaña, le encanta y le fascina, olfatea como bien dices, observa atentamente cada movimiento y no nos pierde de vista. No creo que sea para que nos perdamos nosotros, sino por si le dejamos alli y nos vamos,vaya si controla..
Estas guapusima con la perrita. Es lindisima.
Nos leemos.
Muchos besos
Angels.

giardigno65 dijo...

que bonita mascota !