jueves, 28 de mayo de 2009

Perdidos en el monte

Sierra Tejeda, Almijara y Alhama está surcada de profundos barrancos.


Empinadas laderas
Málaga 24 de mayo, el helicóptero de la Guardia Civil, tuvo que salir el domingo al rescate de cuatro excursionistas que se perdieron en la sierra de Tejeda, el sábado.
Tuvieron que ser rescatados al desorientarse intentando alcanzar la cumbre de la Maroma (2.069) en el Parque Natural de Sierra Tejeda, Almijara y Alhama, por el equipo de rescate e intervención de montaña que los encontró sobre las once y media de la noche del sábado. Les proporcionaron alimentos y rompa de abrigo y tomaron la decisión de realizar un vivac de emergencia debido a los fuertes desniveles de la zona.
A pesar de no contar en la provincia de Málaga con unas cumbres grandiosas ni espectaculares, es muy corriente escuchas las noticias de gente que se pierde en esta sierra.
Este macizo es abrupto con abundantes barrancos, cañadas y roquedales. La superficie del parque es de unas 40.663 has. Y hace de barrera natural entre la provincia de Granada y Málaga.
La vertiente malagueña, en la que se perdieron esos chicos, se encuentra la comarca de la Axarquía, pequeños pueblos enclavados en las laderas cuyos orígenes se remontan a los árabes e incluso, a los romanos.
Desde cualquier punto pueden verse estos pueblos blancos salpicando la geografía montañosa y de fondo siempre el mar azul intenso. Todo esto nos sirve de referencia a la hora de hallarnos realizando alguna actividad montañera, sin embargo no es extraño encontrar la noticia de perdidos y recatados. Por increíble que parezca.
Desde luego se debe a que se comenten muchas imprudencias, parece fácil tomar un sendero y seguirlo, pero a veces, el sendero se pierde, nos despistamos y comenzamos a seguir un camino que no es camino.
El descenso se complica, se calcula mal las horas de luz, hay barranqueras que ni las cabras se atreven, cañadas peligrosas, la vegetación es demasiado espesa. La falta de experiencia hace que se cometan errores, la mayoría de los excursionistas no van bien equipados, poco agua para los días calurosos que ya tenemos en esta época del año, comida insuficiente y ropa no adecuada.
Siempre hay que llevar algo de abrigo en la mochila, aunque luzca el sol, en la montaña el clima es impredecible.
Y el cansancio, cuando es agotador el esfuerzo, nos impide dar un solo paso.
Así que estos chicos (entre 15 y 21 años), después de esta experiencia habrán aprendido a respetar la montaña y, además, les toca pagar el rescate.





La cumbre de la Maroma parecía el domingo cubierta de nubes



9 comentarios:

Zentolo dijo...

No es extraño escuchar en las noticias que la gente se pierde en las montañas. De hecho, se cobra más vidas la montaña que el tráfico, lo cual resulta escalofriante.
Gente sin experiencia, sin mapas, sin previsión de ningún tipo, que piensa que salir al monte es ir todo para adelante, hasta que un día algo falla y...
Esta vez tuvieron suerte. Esperemos que hayan aprendido la lección.

Senderismo Luis Gispert dijo...

Tienes toda la razón en tus recomendaciones, hay que ir preparados, conocer los lugares, si es posible, estar habituados a caminar por la montaña, tener nociones de orientación, llevar brújula y mapa... Si las hay, una guía de la zona, con descripción de la ruta, y, en caso de dudas de seguimiento, volver al punto de partida desandando la ruta de la ida, en vez de seguir hacia terrenos desconocidos.
Saludos, amiga Senderista.

Camaro dijo...

Hoy día la sociedad actual tiende a sobrevalorarse en demasía, y la montaña es una muestra más. Toda preparación y precaución es poca. Cuando mis padres o amigos ven el equipo que llevo para un día (linterna, botiquín, silbato de señales, muda de ropa, chubasquero aunque el sol esté en lo más alto...)me preguntan que para que, y yo les contesto que para no tener que usarlo...ni echarlo de menos. A propósito, magníficas fotos e impresionantes paisajes.

Blog A dijo...

Espero que estos chicos aprendan y enseñen a otros que esto no es salir de casa sin mas y empezar a caminar..
saludos

Carlos Castillo dijo...

Hola a todos... lo que hace falta es, por supuesto que estén bien, y por otro lado que hayan aprendido del error, casi siempre de experiencias así, uno sale más maduro, y sobre todo escarmentado.
Por otro lado, amiga senderista, yo siempre he creído que los rescates de la guardia civil son gratuitos, y has comentado que les toca pagar el rescate. Si que sé que en Italia en los Alpes si que tienes que pagar los rescates, por que son empresas privadas las que se dedican a ello, y como no tengas un seguro, te toca pagarlo, pero ¿En España? ¿? Estoy casi seguro que son gratuitos, no estoy seguro. Quien lo sepa que lo diga... Saludos a todos

Franziska dijo...

¡Santo Dios has conseguido ponerme el corazón en un puño! Es toda una lección la que acabas de exponernos y sería bueno que lo tuvieran en cuenta gente que va a la montaña como si hiciera una excursión al campo con el colegio. Me alegra que se hayan salvado. Los móviles sirven de gran ayuda, supongo que eso les habrá ayudado.

Camaro dijo...

A Carlos le comento que, salvo que estés federado (y gracias al seguro que conlleva federarte), los rescates en montaña hay que pagarlos.
Y a Franciska, que los móviles son útiles pero tienen sus límites: la falta de cobertura o el exceso de frío puede hacer de ellos cachivaches inservibles. En la preparación y la prudencia está la clave: a las montañas no hay que tenerles miedo pero si respeto, en todos los sentidos.

Alfonso dijo...

En primer lugar, espero que los chicos estén bien. Segundo, que aprendan de lo que les ha pasado para ir mas seguros y mejor pero no para dejar de ir a la montaña. Son muy jóvenes y aún les queda mucho por disfrutar.

En relación al comentario de Camaro, aclarar que los rescates en España son absolutamente gratuitos. ¿de dónde has sacado la informnación de que se cobran? ¿quien los cobra? ¿conoces a alguien que lo haya pagado?

Saludos a todos, Alfonso

Una senderista. dijo...

Camaro tiene razón, los móviles a veces no sirven para nada, no hay covertura o se te acaba la batería.
Con respecto a los cobros de los recates, pues siempre hoy que se pagaban del bolsillo del rescatado si no le cubre un seguro o está federado, pero tengo que preguntar a un amigo que sabe más de esto que yo.
Por cierto, en una ocasión, un compañero mio se calló por el Mulhacen, pero como lo cubría el seguro