martes, 23 de octubre de 2007

La importancia de llevar unos buenos calcetines



Llevar el calzado adecuado no solo es suficiente para disfrutar de un día o varios en la montaña, el calcetín puede arruinarnos una bonita jornada de senderismo. Basta decir que los fabricantes especializados, realizan estudios tecnológicos para perfeccionar esta prenda, ya que tienen la labor de cuidar nuestros pies al caminar.

Lo mejor es buscar un calcetín con un mínimo de costuras y que no sean gruesas. Que el interior tenga la superficie rizada. Que sea del tallaje correcto, ni grande ni pequeño. La mezcla de materiales debe ser de lana y poliéster, son más duraderas, tienen capacidad hidrofóbica (evitan la humedad), y térmica.

Las fibras sintéticas pueden ser:
Thermostat o termax, fibras huecas que mantienen el pie seco y a la temperatura corporal.
Colmax, amplia superficie de secado y evacuación de humedad.
Polartec, como la de los forros polares.

Otra palabra que suena mucho en las prendas invernales es Thermoinsulate, se trata de una fijación para las grasas naturales de la lana y salvaguardar así su poder calorífico.
El Microsafe es un tratamiento anti-alérgico y contra bacterias, hongos y microbios.

Algunos buenos consejos:
· El porcentaje de fibra sintética no debe superar 50%.
· Es muy importante que el pie esté seco, es conveniente llevar un par de calcetines de repuesto.
· Utilizar los calcetines antes de una larga actividad nos llevará a confiar en que no nos hará daño.
· Si es necesario ponerse dos calcetines hay que asegurarse de que no compriman demasiado y corten la circulación.

1 comentario:

HOMERO dijo...

Mira senderista que interesante lo que planteas. Cuando estuve en la montañas de mi tierra; siempre andabamos con calcetines y calcetas gruesas para mitigar el golpe en los talones. En la mochila siempre caminabamos un par de botas militares de recambio; calcetines y calceta por que no hay peor experiencia que mojar los pies cuando caminas. Se desbaratan. (con todo y botas) Un beso amiga. H.