lunes, 5 de noviembre de 2007

Las setas son beneficosas




Hay quien sale al campo y lo primero que hace es darle patadas a todo lo que encuentra por el camino y cuando ve unas setas, es como si viera un bicho malo, se lanza sin contemplación a pisotear las pobres setas que tan tranquilas han crecido en un rinconcito húmedo al resguardo del sol.

Pero, no hay que darles patadas, puesto que los hongos son necesarios para el mantenimiento de la salud de nuestros campos. Hay que respetarlas, favorecen que los suelos sean más ricos, y dejándolas donde están colaboramos en el crecimiento de los bosques, esto también se aplica a las venenosas que tienen valiosas funciones.

Aquellos aficionados a rastrear el campo en busca de delicias en forma de setas deberían recordar:
· No arrancarlas, mejor cortarlas con una navaja.
· No usar rastrillo, porque destruye los micelios o raíces.
· Transportarlas en una cesta o en un saco no muy tupido, así podrán diseminarse las esporas.
· No arrasar con un grupo, es mejor dejar una o dos sin recoger.

Existe una seta muy conocida llamada rebozuelo o cantarela (Cantharellus cibarius), de carne suave y buen sabor que crece en terrenos rico en humus de bosques viejos y húmedos entre junio y octubre, muy buscada para cocinarlas y que hoy en día es bastante escasa su presencia debido a la recogida indiscriminada.

Centenares de excursionistas domingueros vagan por los lugares donde crece llenando bolsas de plástico, destruyendo y ensuciando halla donde van. Sería deseable una severa reglamentación de recogidas de setas, pues la mayoría se estas personas no saben distinguir las comestibles de las venenosas y no tienen ningún respeto por el entorno.

2 comentarios:

Bree dijo...

Que na...que myblog ha muerto...y si no está muy enfermo...pero que muy

©Toro dijo...

buscando datos sobre setas por la Sierra de las Nieves, mira por donde voy a dar con tu blog, agradable sorpresa, claro, jejejeje.
Mañana me voy a patear un poco el monte por si puedo pescar alguna seta para hacerle algún que otro retrato. Lo que estoy seguro pescaré será un resfriao de cuidaito, no por el frío,sino por el agua que es posible que me caiga. Espero no encontrarme con los desastres que comentas y que por desgracia tienes toda la razón, andamos entre alimañas de dos patas. Un abrazo